El tomate cherry amarillo se caracteriza por su especial sabor dulce y equilibrado, junto a su textura crujiente.

Es ideal tanto para la preparación de ensaladas frías como calientes, aportándoles un toque diferenciador e innovador que lo convierte en el mejor acompañamiento para todo tipo de platos.