Es una baya con forma de elipse y cubierta de una piel repleta de vellosidades.Su tamaño es similar al de un huevo grande y pesa aproximadamente 80 gramos, según la variedad de que se trate la piel es marrón y está recubierta de pequeños filamentos a modo de pelos y su pulpa tiene un color verde esmeralda y está repleta de pequeñas pepitas de color negro, dispuestas en forma de círculo. Tiene un sabor agridulce y muy refrescante.

El fruto se recolecta a mediados de octubre y principios de noviembre en España. Estos frutos no son comestibles inmediatamente después de su recolección, sino cuando se observa que tienen una consistencia algo blanda al tacto. Tras la recolección, parte de los frutos se almacenan en cámaras frigoríficas para su conservación hasta el mes de junio, cuando son exportados a países de la Unión Europea. El envasado se realiza en cajas de cartón para un mejor transporte y presentación.
 

RECETA


PIRULETAS DE KIWI CON CHOCOLATE 

Piruletas de kiwi con chocolate